El proceso de certificación y auditoría EDGE

estrategia ambiental auditores edge buildings

Cómo es el proceso de certificación y auditoría EDGE?

El proceso de certificación de edificios EDGE es simple y directo. Similar a las certificaciones ISO, todo consiste en “escribir lo que se hace, y hacer lo que se escribe”.

Se declara ante EDGE qué cosas tiene el edificio que le permiten optar por la certificación, se pasa esa declaración a revisión independiente por parte de un auditor del sistema EDGE, y si todo concuerda, el edificio se certifica.

En Estrategia Ambiental, ofrecemos servicios de auditor y experto EDGE.

Específicamente, los pasos para certificar un edificio bajo el estándar EDGE son los siguientes:

  1. Primero el desarrollador realiza una autoevaluación de su edificio usando la herramienta en línea EDGE. Mediante esta autoevaluación se determina si el edificio a como lo está planeando, cumple para certificación EDGE. La autoevaluación puede hacerla el desarrollador independientemente, o puede contratar un experto EDGE que lo guíe durante el proceso.
  2. Una vez que el desarrollador comprueba que su edificio cumple la regla “20-20-20”, puede solicitar la inscripción formal de su proyecto en el registro EDGE, con el certificador EDGE local de su país. Si se aprueba el registro del proyecto, el desarrollador tiene que nombrar un auditor EDGE para su proyecto. El auditor se encargará de revisar lo que fue indicado en la herramienta EDGE por el desarrollador, y verificar el cumplimiento de todas las normas y requisitos de certificación. El desarrollador debe enviar toda la documentación de respaldo necesaria al auditor que nombró, para que éste pueda realizar la verificación técnica.
  3. Si el auditor encuentra que no existen diferencias entre los diseños y la autoevaluación realizada con la herramienta, recomienda certificar el proyecto. Si la recomendación del auditor es aprobada por EDGE, el edificio recibe un certificado preliminar.
  4. Se construye el proyecto, y una vez que la construcción ha terminado, se pide al auditor que haga la revisión final. El auditor revisa el edificio y comprueba que se haya cumplido con todo lo que se indicó a EDGE para la certificación preliminar. Si no existen diferencias entre los diseños y el edificio construido, o si esas diferencias no afectan el cumplimiento de la regla “20-20-20”, el auditor recomienda que el proyecto obtenga certificación definitiva.
  5. Si la recomendación del auditor la aprueba EDGE, el edificio recibe certificación definitiva como edificio verde EDGE.

Como se puede ver, hay dos certificaciones EDGE: la preliminar y la definitiva. La certificación preliminar se usa para solicitar créditos, o para ofrecer el proyecto a compradores, como respaldo formal de que el proyecto fue revisado bajo EDGE y cumple los requisitos para certificarse.  La certificación definitiva es el respaldo final, de que el edificio construido cumple con las normas EDGE, y como mínimo ahorra un 20% en consumo de energía, consumo de agua y consumo de energía asociada a materiales constructivos.